EL PROPÓSITO COMO UNA OPORTUNIDAD PARA LAS PERSONAS Y LAS EMPRESAS

Uno de los conceptos que más se repite en las empresas es el propósito, el que aparece en el diseño de marketing, la publicidad y las comunicaciones. Sin embargo, lo primero es comprender que su sentido nace en la dimensión personal. En las organizaciones, esta noción puede impulsar un cambio de paradigma, cuando efectivamente se traslada al quehacer y la cultura de la empresa. Tras vivir un largo proceso de adaptación en pandemia, hoy tenemos la oportunidad de iniciar este camino. Esta es la conversación con Sharoni Rosenberg, autora del libro “EL PROPÓSITO NO ERA LO QUE YO CREÍA”, quien nos comparte su visión y experiencia.

Por: Hortencia Fritz A.

Junto con las reuniones de la empresa, el regreso del “amigo secreto”, los preparativos para las fiestas y el término del año escolar, el tiempo se hace escaso para hacer un balance y proyectar lo que viene en 2022.

Por eso, es valioso darse una pausa para cerrar ciclos y prepararse para los nuevos desafíos. Es ahí, cuando reconocer lo aprendido y replantearnos el sentido que acompaña lo que hacemos es una invitación más que necesaria.

De hecho, los meses de la pandemia fueron especialmente propicios para estos espacios de búsqueda. De alguna manera, esto es lo que le ocurrió a Sharoni Rosenberg, abogada, con posgrado en derecho, sostenibilidad, impacto social y filosofía. Profesora universitaria de la Pontificia Universidad Católica, quien es también consultor independiente en propósito y sostenibilidad.

“Vivimos en piloto automático, sin detenernos a cuestionarnos las cosas. Nos quedamos pegados en los roles: soy abogada, soy mamá, trabajo en tal lugar, etc.”, comenta la autora del libro “EL PROPÓSITO NO ERA LO QUE YO CREÍA. Pero en el camino descubrí mucho más”, de la editorial Ink, 2021.

Cada vez con más fuerza, uno de los conceptos que más se repite en las empresas es el propósito, el que aparece en el diseño de marketing, la publicidad y las comunicaciones. Sin embargo, lo primero es comprender que su sentido nace en la dimensión personal y es un proceso de autodescubrimiento.

En las organizaciones, esta noción puede impulsar un cambio de paradigma, cuando se logra trasladar al quehacer y la cultura de la empresa, es decir, cuando el propósito no es solo una declaración. En ambos casos, hay un proceso, muchas preguntas, y si todo anda bien, una evolución positiva.

Para muchos, la necesidad de escribir un libro responde a un momento especial en la vida, ¿cuál fue tu principal motivación para tomar este desafío? 

El propósito entra en mi vida como una forma de encontrar respuestas a mi propio vacío existencial o crisis de sentido. Tenía la necesidad de ahondar en preguntas más profundas y fue entonces que el propósito apareció en mi vida como una manera laica de enfrentarlas. Una vez que pude conocerme y comprenderme mejor sentí un deber moral muy fuerte. Una mochila. ¿Cómo me iba a quedar con toda esta información sin compartirla? Para mi fueron muchos años de estudio, así que me pareció que la mejor manera de compartirlo con los demás era a través de un libro. Sentía que solo así cerraría mi propio ciclo personal, pero para ser sincera, nada se cerró, al contrario, se abrió una puerta aún más grande.

“Lo esencial es invisible a los ojos”. Es la conocida frase de Antoine de Saint-Exupéry. Identificar el propósito es un camino de autodescubrimiento. ¿Cómo podemos llegar a identificar esas oportunidades?

Tal cual. El propósito se trata de encontrarse con todo lo que es invisible, o como le digo yo, con lo intangible. Todo lo bueno de la vida que no se ve y por eso mismo es más difícil de valorar y perseguir.

Curiosamente, como se trata de buscar o identificar oportunidades automáticamente creemos que tenemos que buscarlas afuera. Estamos “programados” para estar siempre buscando en el mundo exterior. Pero si algo he aprendido y me encantaría compartir con los lectores es que la búsqueda es interior: solo cuando te conozcas a ti mismo podrás realmente conocer tu lugar en el mundo.

¿Qué dimensiones se relacionan con esta reflexión a nivel individual?

Me gusta resumirlo en estas cuatro: autoconocimiento, pasión, sentido y trascendencia. Cuando estos cuatro elementos están presentes en tu vida empiezas a vivir con propósito. Tu motivación aumenta a niveles insospechados y finalmente te encuentras con esa felicidad plena que tanto anhelabas.

¿Cómo se traslada esta visión al nivel corporativo? 

Mi postura es algo controversial en este sentido. En mi visión, todos los seres humanos compartimos el mismo propósito que es ser felices. Todos queremos ser felices, lo que está en discusión es qué es la felicidad y cómo la alcanzo. Lo mismo pasa a nivel corporativo. El propósito o rol de las empresas es contribuir a la sociedad (ya no basta con maximizar las utilidades para los accionistas). Cómo contribuir y cómo sumar a todos los miembros de la organización en este viaje, es algo que cada empresa debe descubrir.

Esto revela un cambio en la manera de entender y pensar los negocios, ¿Cuál es el cambio de paradigma que se propone? ¿Qué hitos pueden reflejar esto?

Tal cual. Es un cambio de paradigma profundo que se viene forjando desde la crisis subprime del 2007. No podemos seguir teniendo negocios que sean una pura carcaza. Algo vacío, sin contenido sustancial que contribuya al todo. Lo mismo que a nivel individual. Este cambio de paradigma que viene a cuestionar el rol de las empresas en la sociedad ha tomado gran fuerza desde el 2019 con las declaraciones de Business Roundtable, BlackRock y el World Economic Forum, entre otros. Desde entonces, se sientan las bases de un stakeholder’s capitalism o capitalismo inclusivo que va dejando atrás al shareholder´s capitalism, que solo velaba por los beneficios de los accionistas. Ahora queremos incluir a todos los grupos de interés que se ven impactados con el quehacer de la empresa.

¿Cuáles son los alcances que puede tener esto para una compañía? ¿Cómo se pueden conectar los colaboradores con el propósito de la empresa? 

En la medida que la empresa adopte una posición de mejora constante, los colaboradores van a conectar con su propósito. Es imposible pensar que tendremos empresas perfectas de la noche a la mañana, pero si es importante que los colaboradores vean que los dueños y ejecutivos quieren generar otros impactos positivos además de la rentabilidad económica.

Cuando el propósito se integra a la empresa desde la sostenibilidad, cultura, liderazgo y se hace parte de este nuevo ecosistema, las cosas empiezan a cambiar para bien.

Lo importante es que las empresas no se queden en la mera declaración de propósito, ya que una empresa que declara su propósito no es por eso una empresa con propósito.

Para conocer las tendencias de marketing, publicidad y comunicaciones puedes entrar acá.

Revisa nuestra sección Actualidad aquí.

Total
25
Shares
Previous Post

SEGUNDA EDICIÓN DE S! SUMMIT REUNIRÁ LA VANGUARDIA DEL ECOSISTEMA DE INNOVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO EN CHILE

Next Post

EtMday 2021: CORFO Y EMPRENDE TU MENTE REALIZARON CON ÉXITO EL PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL DE EMPRENDIMIENTO E INNOVACIÓN

Related Posts