LOS PAGOS DIGITALES GANAN CADA VEZ MÁS TERRENO EN CHILE, COLOMBIA Y PERÚ

Durante 2021 las tarjetas tuvieron especial protagonismo. Esta modalidad es liderada por Chile, donde el 59,5 % de la población bancarizada elige este como su medio de pago favorito.

Los medios de pago digitales alternativos toman mayor relevancia en la región, especialmente a través de las transacciones por billeteras o agregadores de tarjetas, mientras que el efectivo reduce su participación. Sin embargo, el dinero físico se mantuvo como método principal en Colombia (28 %).

El uso del teléfono móvil para compras online en Perú con 74,2%, Colombia con 73,3% y Chile con 71,3% sigue su evolución para convertirse en el principal dispositivo para tal fin, por encima del computador y las tablet.

Perú es el que más reduce la población que nunca habría comprado por Internet (de 7,2 % a 0,8 %), mientras que Chile es, junto a Reino Unido, el país con más personas que compran online al menos una vez al mes (72,6 %).

Los pagos digitales, luego de la pandemia del COVID-19, tuvieron un incremento en su conocimiento y uso en países como Chile, Colombia y Perú, según el XI Informe de Tendencias en Medios de Pago de Minsait Payments, la filial de medios de pago de Minsait que incluyó el análisis y la visión de 225 directivos y expertos del sector, así como con 4.800 entrevistas realizadas a la población adulta bancarizada internauta de Latinoamérica y Europa.

El estudio, además, deja al descubierto el comportamiento de pago de los ciudadanos en estos tres países, donde se evidencia que durante 2021 las tarjetas, el uso de teléfonos móviles y los pagos digitales alternativos tomaron mayor relevancia en las transacciones de las personas. Así mismo, el panorama del efectivo redujo su participación, excepto en Colombia, en donde este medio continúa siendo el principal.

Los pagos digitales alternativos, al alza

Según el informe, el uso de billeteras digitales, agregadores y apps de pago entre particulares tienen especial incremento tras la pandemia del COVID-19, debido a la cual los ciudadanos debieron aprender a comprar y pagar en línea. Particularmente, el uso de aplicaciones de transferencias entre particulares repuntó de manera notoria en Perú (+36,9 puntos porcentuales), llegando a ser usadas durante el último mes por el 61 % de consultados, un porcentaje similar al de Brasil (61,5%). En Colombia, a su vez, el 55 % declara haber empleado este método, lo que lo ubica como el tercer país de Latinoamérica con más usuarios que recurren a esta modalidad, luego de un aumento de 8,5 p.p. en comparación con 2020. Para el caso de Chile, dicha alternativa creció 10,1 p.p. y es usada por el 37 % de los encuestados.

El tipo de transacción más frecuente por esa vía, reseña el estudio, son la recepción y envío de dinero entre familiares, amigos y conocidos, y el pago por productos o servicios (en tiendas, taxis, administraciones públicas, por servicios personales, etc). Además, las principales razones que encuentran los ciudadanos para utilizar este medio son su facilidad (58,7 %), su rapidez (57,8 %) y la inmediatez de la transferencia (47,6 %).

Frente a las billeteras digitales y agregadores de tarjetas, los datos muestran de nuevo a Perú con el alza más significativa (+23,4 p.p), con un uso durante el último mes por el 37 % de población ABI, seguidos de Chile y Colombia, ambos con un uso del 31 % y con incrementos de 20,8 p.p y 15,5 p.p respectivamente.

Las tarjetas, protagonistas en Chile y Perú

El informe revela que las tarjetas son para los chilenos el método de pago principal (62,3 %) y también el favorito (59,5 %), ocupando el segundo lugar para ambos datos y siendo el país que encabeza esta modalidad en la región. Así mismo, el plástico es para los peruanos la alternativa más usada (42,3 %) y a su vez la favorita (29,3 %), mientras que en Colombia es, después del efectivo, la segunda tanto en medio más empleado (22,7 %) como en preferencia (19,9 %).

En el caso de las tarjetas contactless, en todos los países analizados es superior su uso frente a aquellas que se insertan en el datáfono. Su adopción creció 18 p.p en Colombia (66,2 %) y 15,2 p.p en Perú (77,5 %). Sin embargo, Chile encabeza el ranking como el país latinoamericano que más utiliza este tipo de tarjetas: tras subir 6,9 p.p., alcanza niveles de penetración de 83,5  %. Entre las principales razones de su popularidad se encuentran la preferencia, gracias a la pandemia, por métodos de pago que no implican contacto. Igualmente, los consultados destacan principalmente su rapidez, facilidad de uso y comodidad.

Otro dato que muestra el fortalecimiento en el uso de tarjetas en la región es el tipo de producto utilizado, en donde Chile se convierte en el país de América Latina con mayor tenencia de tarjetas de débito (97,8 %), crédito (71,8 %) y prepago (37,3 %), con crecimientos de 10,5 p.p y 7,4 p.p. respectivamente en las dos últimas modalidades con respecto a 2020. Este país, además, es el que registra un mayor aumento de multitenencia de tarjeta de débito, con un repunte en solo un año de más de 10 p.p., pasando de 39,9 % a 50,6 %. Sin embargo, los niveles superiores de tenencia de varias tarjetas de este tipo lo lideran Brasil (56,5 %) y Perú (56,2 %).

Perú, por otro lado, registra una tenencia de tarjeta débito del 96 %, a la vez que ha subido en población que dispone de una de crédito, pasando de un 47,5% a un 57,8%, una tendencia contraria a la caída experimentada en otros países como Reino Unido y Portugal.

Aumentan las compras online y desde el teléfono móvil

El uso del smartphone para el envío de dinero, pagos en comercios físicos y compras online se dispara en todos los países. El hecho de que el usuario sea cada vez más móvil indica que este dispositivo sigue su evolución para convertirse en la cartera, el instrumento de pago y el canal desde el que se realizarán las compras a futuro.

A la cabeza del uso de este dispositivo para compras en ecommerce se encuentra Perú con el 74,2%, seguido de Colombia con el 73,3% y Chile con 71,3%. En ese frente se destaca también el fenómeno de los pagos in-App, liderados por los colombianos con 54,1% de la población bancarizada que los ha usado, una tendencia que muestra las ventajas de la transición hacia un modelo de pagos embebidos dentro de las aplicaciones de los comercios, siendo un rasgo más marcado en Latinoamérica que en mercados europeos.

A ello se suma el incremento de la frecuencia en compras online. En Chile es en donde crece más la población que adquiere productos o servicios por Internet al menos una vez al mes, pasando de un 58,6 % a un 72,6 % solo en un año, convirtiéndose en el país con mayor porcentaje de compradores digitales frecuentes en la región. Por otro lado, Perú es el que más se reduce la población que nunca había comprado por la web, acortando la brecha de 7,2 % en 2020 a 0,8 % en 2021. Este país, después de Chile, es con Brasil el segundo en Latinoamérica con más compradores frecuentes online, ambos con 58,6%, siendo utilizada habitualmente esa alternativa por 6 de cada 10 personas.

Otra de las tendencias que arroja el informe es el uso del código QR para pagos en establecimientos, un método que lidera Perú tanto bajo la modalidad de lectura en el comercio (50,8 %) como del QR o código de barras generado en el teléfono para luego enseñarlo en el punto de venta (48,8 %).

Aumento la multibancarización y neobancos ganan terreno en Brasil y Colombia

Mientras para la mayoría de los países estudiados el banco continúa siendo la entidad con la que más se opera, en Brasil y Colombia la banca tradicional comienza a ceder espacio en favor de las nuevas compañías que llegan al ámbito financiero y de pagos, especialmente los neobancos. El 64,5 % y el 61,2 % respectivamente de la población bancarizada en estos países ya tiene contratados productos o servicios con ellos, al mismo tiempo que asumen el papel de operador principal para un 26 % de las personas en ambos casos.

Este tránsito hacia ‘outsiders’ financieros es notorio especialmente en los públicos más jóvenes, ya que son estos grupos los que operan en mayor medida con neobancos y quienes se identifican con estos nuevos sistemas como sus principales aliados financieros.

Caso contrario ocurre en Perú, donde el banco continúa siendo la entidad financiera principal con 87,3 %, al igual que en Chile, con un 86,8 %, mientras los neobancos tienen un alcance de 23,7 % y 36,7 % respectivamente.

Con respecto a la multibancarización, en América Latina se ve un incremento de este fenómeno: el porcentaje de la población ABI que opera con más de una entidad supera en todos los países el 50 %, siendo Brasil (76,4 %) y Perú (69,7 %) los líderes en esta materia. Chile, sin embargo, es el que más crece en esa figura (+6,7 p.p. frente a 2020), llegando a ser el 65,3 % de las personas las que operan con más de una entidad.

Por otra parte, los principales competidores de las entidades financieras dentro de 10 años serán, según los expertos consultados en la realización del informe, los ecommerce/marketplace con 31 %, seguido de las bigtech con 24 % y los neobancos con 23 %.

Revisa nuestra sección Transformación Digital aquí.

Total
0
Shares
Previous Post

NIVEL DE MADUREZ DE ADOPCIÓN DEL 5G DE EMPRESAS CHILENAS SUPERA PROMEDIO REGIONAL Y GLOBAL

Next Post

Ouch! JUEGO DE MESA BUSCA PROMOVER EL APRENDIZAJE SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO Y LA PERCEPCIÓN DEL DOLOR

Related Posts