ENVASES FLEXIBLES: LAS ACCIONES URGENTES Y NECESARIAS PARA OFRECER SOLUCIONES DE ECONOMÍA CIRCULAR

Trás las negociaciones establecidas por la ONU sobre la aprobación de un tratado sobre contaminación por plásticos, los países deben considerar iniciativas eficaces para el tratamiento de los más difíciles.
La eliminación y la innovación de los empaques flexibles de un solo uso debe ser la prioridad ante la planeación de cualquier estrategia de envasado flexible, porque en cuanto se generan residuos flexibles que sólo se usan una vez     (independientemente del material o lugar de procedencia), son muy difíciles de tratar
.
Los  envases flexibles de un solo uso que actualmente no pueden eliminarse sin provocar consecuencias no deseadas requieren de esfuerzos sin precedentes en cuanto al diseño,  la infraestructura y la política para garantizar su circulación.
Aunque actualmente son una parte necesaria de la solución, las limitaciones respecto a la calidad y la eficacia de las estrategias de reciclaje y sustitución significan que seguir con envases flexibles de un solo uso siempre supondrá un reto desde la perspectiva de la economía circular.

La Fundación Ellen MacArthur ha lanzado otra publicación en contra de la contaminación por plástico. Esta vez, el objetivo es animar la  eliminación, sustitución o reciclaje de los envases flexibles ya que pertenecen a la categoría de envases de plástico que más rápido se multiplica. Dado que la mayoría son de un solo uso, las  posibilidades de reciclaje son muy bajas, además de las altas tasas de fugas. Por ello, son por mucho, el segmento de mercado más difícil de abordar en el camino hacia una economía circular para los plásticos.

Con esta iniciativa, la Fundación Ellen MacArthur pretende apoyar a las empresas y a los gobiernos en la consecución de sus objetivos de economía circular para los plásticos. Lo hace al proporcionar una dirección práctica para los envases flexibles.La Fundación identificó 21 acciones específicas y urgentes que son necesarias para lograr un progreso significativo hacia los objetivos sobre envases de plástico para el 2025 y más allá. Las empresas, las iniciativas de colaboración intersectorial, los responsables políticos y otras organizaciones que ya están en el camino hacia la economía circular pueden implementar las acciones como marco para identificar cómo pueden contribuir exactamente al camino colectivo hacia una economía circular para los plásticos.

Al contar con el input de más de 100 expertos, el trabajo presenta una estrategia global que involucra y reconoce que existen diversas rutas para abordar el tema de envasados flexibles en la economía circular. Principalmente, se dirige a los negocios para que eviten esta práctica y dejen de usar envases flexibles de un solo uso. El residuo de ellos es muy difícil de tratar independientemente del material del que esté hecho o su procedencia. Por eso, la eliminación directa y la innovación cuando es posible es una de las rutas más atractivas para lograrlo. Ante las alarmantes consecuencias que este problema ocasiona, la Fundación Ellen Macarthur plantea diversas iniciativas:

Eliminación directa

  • La eliminación de los envases flexibles innecesarios en tan solo tres categorías de productos en la UE y Estados Unidos eliminaría 40 veces más material que los esfuerzos actuales.
  • El potencial de eliminación directa en todo el mundo es del 5 al 10% del mercado y es la forma más rápida de avanzar hacia los objetivos de 2025.
  • Al mismo tiempo que eliminan los envases actuales, las marcas deben incluir una evaluación crítica de la necesidad de los plásticos flexibles. Es imprescindible que se haga esto en primer lugar en todos los procesos de desarrollo de nuevos productos para evitar crear materiales innecesarios.

Eliminación Innovadora

  • Rediseñar los productos para que no necesiten envases o desarrollar de forma que sean reutilizables. No todos los envases  flexibles pueden eliminarse directamente sin consecuencias no intencionales, por lo que es necesario invertir en la innovación previa.
  • Algunas soluciones innovadoras de eliminación que pueden escalar rápidamente y crear un impacto para 2025 son los productos sólidos, los recubrimientos comestibles y los envases solubles en agua.

Substitución

  • El papel podría sustituir hasta el 15% de los plásticos flexibles y también podría tener un menor impacto en el medio ambiente. Por otro lado, hay que asegurarse de que el uso del papel no aumente la demanda de madera virgen. Por ello, las organizaciones deben evaluar si se podrían reducir otros envases de papel en sus portafolios  y si se podría utilizar más contenido reciclado o productos agrícolas.
  • Los candidatos más seguros a la sustitución por compostables se limitan actualmente a los envases que contaminan los residuos orgánicos y a los envases contaminados con alimentos. Sin embargo, si construimos sistemas de recogida de residuos orgánicos, los plásticos compostables podrían ser una alternativa para hasta un 20% de los plásticos flexibles.

Reciclaje

  • En todo el mundo, incluso en países con sistemas de reciclaje establecidos, el reciclaje de alta calidad de los plásticos flexibles B2C es de alrededor del 0%. Cambiar todos los flexibles multimateriales por monomateriales y eliminar o rediseñar los artículos de menos de 50 x 50 mm son algunas de las medidas que podrían tomarse para cambiar esta realidad.
  • Necesitamos tanto la Responsabilidad Extendida del Productor (REP) como la inversión en infraestructuras. En Europa, por ejemplo, se necesitan 2.000 millones de euros (44.027.300 millones de pesos) para triplicar la capacidad de recogida y clasificación y cuadruplicar la de reciclaje.
  • En las zonas geográficas en las que el sector informal está presente, es necesario establecer un sistema de reciclaje inclusivo que combine el trabajo manual y la infraestructura mecánica.

Revisa nuestra sección Sustentabilidad aquí.

Total
0
Shares
Previous Post

XEPELIN Y CREHANA SE UNEN PARA BRINDAR EDUCACIÓN FINANCIERA GRATUITA A LAS PYMES DE CHILE

Next Post

Francisco Garmendia, enfermero de Residencias San Vicente de Paul: “LOS PRIMEROS 21 AÑOS DE VIDA SON DETERMINANTES PARA EL ENVEJECIMIENTO SALUDABLE”

Related Posts